SpaceX, Elon Musk y su carrera para llevar a la humanidad a Marte y colonizar

SpaceX, Elon Musk y su carrera para llevar a la humanidad a Marte y colonizar

Spacex, es una compañía aeroespacial, cuya visión y objetivos prometen cambiar el mundo y el rumbo de la industria espacial como la conocemos hasta ahora. La principal función de esta empresa es la fabricación de cohetes reutilizables, siendo esto uno de los mayores logros del año y la década. Esta empresa fue creada en el 2002 en California EE. UU al convertirse en multimillonario con la venta de PayPal, como parte de un proyecto llamado Mars Oasis.

Para los más desconfiados, la idea de viajar al espacio era una simple ilusión.

Pero la historia se llenó de imposibles hechos realidad y la barrera de lo impensable se ha ido moviendo cada vez más adelante.

Ahora, existen varios visionarios empeñados en llevar viajes comerciales al espacio.

Así es, es un sueño que comparten varios hombres de éxito. Entre ellos, Richard Branson, dueño de la empresa Virgin Galactic; Jeff Bezos, dueño de Blue Origin y Elon Musk, dueño de Spacex.

Elon Musk, un inventor nacido en Sudáfrica, con nacionalidades canadiense y americana. Este soñador, además de ser inventor, es también un visionario y empresario muy famoso. Sus empresas son dignos casos de éxito, entre las que se cuentan: PayPal, Tesla Motors, Solar City y la más conocida y el centro de nuestro artículo: SPACEX.

Desde entonces, ha usado un par de cohetes reutilizables falcon 1 y falcon 9 antes del acontecimiento de 2018. Musk intentó comprar cohetes “económicos” para un proyecto de la NASA. Intento fallido, por cierto. Regresó también con las manos vacías de Rusia, luego de intentar comprarles a los rusos.

Fue allí donde tomo la iniciativa de crear sus propios cohetes “futuristas y económicos”.

También lanzó una nave espacial reutilizable, llamada Dragón.

Que es capaz de llevar cargas a órbitas bajas en torno a la tierra.

En el año 2012, la nave espacial Dragón logró convertirse en la primera nave privada en abastecer a la estación espacial internacional.

Elon Musk no se conforma.

Es un hombre de sueños gigantes y metas claras: ha dejado muy claro que quiere colonizar marte.

En el 2016, después de muchos años de rumores, Musk había revelado sus planes.

En su comunicado, Musk decía que el lanzador será un cohete de una altura de 122 metros y un diámetro de 12, el más grande que se hubiera construido.

Hablaba también de una friolera de 42 motores de metano y oxígeno en estado líquido, permitiéndole así tener una carga tres veces mayor que la del Saturn V de las misiones Apolo.

La nave marciana por su parte, tendría 49.5 metros de longitud y 17 metros de diámetro, teniendo una capacidad máxima de hasta 100 personas. Este usaría el mismo motor de un cohete normal, pero la cantidad seria la variación con tan solo 9.

Alternativas eco-sustentables en una industria altamente contaminante

Esta nave podría contar con paneles solares para la generación de energía, la empresa calcula que la duración de este viaje sería de unos 115 días.

El vehículo frenará en la atmósfera del planeta rojo gracias a sus motores propios y aterrizará verticalmente. Ya en el planeta, los astronautas serán los encargados de la generación del combustible necesario para el viaje de vuelta.

El Metano se generaría con la mezcla de Dióxido de Carbono de la atmósfera marciana con gas hidrógeno, gas sumamente ligero que se transportaría desde la tierra.

Verdadera Visión

Actualmente la empresa ya tiene seleccionados a dos tripulantes para dicha misión. Este será un viaje que marcará una nueva era en los viajes espaciales comerciales, y si todo va bien, la empresa está dispuesta a desarrollar tecnologías para viajar a mayor velocidad e ir más lejos…Típico de Elon Musk, ni siquiera marte es el límite.

Para este proyecto todavía hay algunos cabos que atar, pero casi todas sus compañías son futuristas, así que tiene mérito y credibilidad.

Cohetes reutilizables

Hoy en día, la empresa está trabajando en este proyecto, fabricando la nave Dragón y los cohetes reutilizables Falcon para enviar misiones tripuladas a marte. Además, aparte de crear cohetes reciclables, la empresa también esta investigando, desarrollando y creando sistemas de transporte interplanetario y una red a nivel mundial de comunicaciones.

La empresa es financiada mediante capital de riesgo, contratos comerciales y públicos. Esta combinación incluye acuerdos con la NASA y la Fuerza Aérea estadounidense y algunas empresas privadas. Elon Musk Planea mantener esta compañía privada hasta el vuelo regular del programa “Mars Colonial Transporter”.

Hace unas semanas atrás puso a prueba ambos proyectos, el cohete más potente del mundo. Fue lanzado exitosamente al espacio. Así, un vehículo de Tesla Motors fue enviado a orbitar el planeta rojo.

Perseverancia con los reciclables

Después de múltiples intentos, por fin fue lanzado con éxito al espacio su primer cohete reciclable.

Las pruebas nunca terminaban bien, de hecho, la mayoría de las veces los cohetes explotaban apenas iniciando la secuencia, hasta que finalmente, el falcon 9, un propulsor espacial, llegó a la estación espacial internacional con resultados positivos, es probable que vuele una tercera vez.

El primer objetivo de esta misión fue alcanzado cuando los propulsores funcionaron debidamente bajo la guía de los operarios de la empresa Spacex.

Particularmente, la empresa está trabajando bajo el programa de tripulación comercial de la NASA, por ende, está bajo un contrato en donde se le exige el envió mínimo de cuatro misiones Dragón V2 a la Estación Espacial Internacional por año, que incluyen tres cargas y una tripulación.

Competencia con decencia

Elon Musk reconoce los éxitos de los que, al igual que él, andan tras la conquista del espacio.

Elon Musk felicitó a Jeff Bezos por haber traído de vuelta su cohete con éxito después de un vuelo orbital, pero menciona muy decentemente que este cohete no llegó jamás a los requerimientos que necesitaría para lograr la meta de Spacex. Lo más difícil de controlar, es la velocidad. Por ejemplo, alcanzó 3,2 Mach, mientras que para lograr lo que se propone Spacex, se necesitan 30 Mach.

Para Spacex el fracaso es un aprendizaje

Como se ha mencionado anteriormente, Spacex no es ajena al fracaso, sus choques de cohetes que terminaron en fracaso han generado pérdidas en millones de dólares.

Un ejemplo de esto fue en el año 2016 cuando la compañía destruyó uno de los satélites perteneciente a Facebook.

Este satélite había sido diseñado para enviar internet de banda ancha a África.

El incidente inició cuando un cohete Falcon 9 sin tripulación hizo explosión en la misma plataforma de lanzamiento durante una prueba en Florida, haciendo le daño tanto al cohete como al satélite, de Facebook de doscientos millones de dólares, este accidente obligó a la compañía a tomar 4 meses de descanso.

Planes para colonizar Marte

Como parte del plan de enviar seres humanos a Marte y crear una colonia, Musk está esperando a que la primera nave espacial que transporta humanos haga su primer despegue a mediados de la década de 2020. Pero justo antes de eso, Musk prevé que Spacex envíe una misión no tripulada a Marte.

Y como ya hemos comentado, esto es solo el comienzo para este inventor futurista, ya que tiene la vista fija en Marte, y lógicamente buscará hacerlo de la manera más económica. Esto podría lograrlo investigando la forma de reutilizar sus naves y propulsores sin generar tantas fallas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *