Calentamiento global amenaza flora y fauna

Un estudio científico internacional, titulado “Riesgos de extinción por el cambio climático”, indica que una cuarta parte de las especies de flora y fauna que habitan el planeta podrían dejar de existir antes del año 2050. Esto sucedería como consecuencia de los cambios climáticos derivados del calentamiento global.

Según el informe, si no se toman medidas concretas para frenar el calentamiento global se producirá la peor extinción masiva desde que los dinosaurios dejaron de existir hace 65 millones de años. Entre las especies en peligro están muchos tipos de árboles en el Amazonas, el águila imperial española y el lagarto dragón en Australia

La investigación fue realizada en seis regiones del mundo ricas en biodiversidad (Australia, Brasil, Costa Rica, México, Sudáfrica y Europa) y excluyó a los océanos. El estudio consistió en determinar la relación –hasta el 2050- entre el calentamiento global y 1.103 especies de plantas, mamíferos, pájaros, reptiles, ranas e insectos.

Los científicos consideraron tres escenarios diferentes (mínimo, medo y máximo cambio climático) y, mediante un modelo computarizado, determinaron si las especies se verían en la necesidad de migar por los cambios de temperatura. También establecieron que especies podrían trasladarse a otras regiones del planeta y cuáles no.

La conclusión fue que entre 15% y 37% (dependiendo de la intensidad de los cambios climáticos) de las especies estudiadas podrían extinguirse. Chris Thomas, de la Universidad de Leeds y principal encargado del estudio, explicó que al extrapolar los resultados a todo el planeta se obtiene que “más de un millón de especies están en peligro”.

Thomas explicó que el problema reside en que algunas especies no tendrán un clima propicio para que puedan vivir, mientras que otras no podrán trasladarse a regiones con condiciones idóneas para su existencia. Incluso, aquellas que logren trasladarse tendrán que competir con las otras especies que ya residen en esos hábitats.

 

Medidas urgentes

Los autores del estudio no se quedan en la exposición del problema, también ofrecen posibles soluciones: “minimizando la emisión de gases que producen efecto invernadero, el calentamiento global creado a esa escala podría salvar un sustancial porcentaje de especies terrestres de la extinción”, señala el informe.

Klaus Toepfer, jefe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), agregó que la amenaza no sólo es para las especies animales y vegetales. También podrían verse afectadas miles de millones de personas -especialmente en los países subdesarrollados- que dependen de la naturaleza para obtener alimentos, ropa y medicinas.

Esta investigación sobre el riesgo de extinción masiva de especies de flora y fauna es, para Toepfer, una nueva evidencia de “la importancia de poner en marcha el protocolo de Kioto”. Este protocolo es un acuerdo intergubernamental elaborado en 2013 que señala una serie de medidas orientadas a reducir la emisión de gases contaminantes.

Para la entrada en vigencia de este acuerdo, se requiere su ratificación por parte de los países responsables del 55% de las emanaciones de dióxido de carbono. Sin embargo, esto no es posible lograrlo mientras países como Estados Unidos (36%) y Rusia (17%) se nieguen a respaldarlo.


Posted in Destacados by with no comments yet.

Aves en extinción necesitan más ayuda

BirdLife International hizo un llamado para que los gobernantes tomen medidas urgentes para salvar a las aves. Un informe producido por la organización, titulado “El Estado de las aves del mundo”, señala que es necesario que se adopten disposiciones legales orientadas al rescate de aquellas especies de aves que no han sido ayudadas hasta ahora.

Cifras proporcionadas por la Unión Mundial para la Naturaleza indican que en el mundo hay un total 1.211 especies de aves (un octavo de la población aviar del planeta) que están en peligro de extinción. Según BirdLife International, un tercio de ellas no ha recibido ningún tipo de protección por parte de los entes gubernamentales.

La organización -asociada mundialmente con casi 100 grupos ambientalistas- explicó en un informe que muchas aves han resultado beneficiadas por la aplicación de medidas de protección. Sin embargo, señaló que actualmente existen más de 400 especies que todavía esperan medidas urgentes para poder sobrevivir.

Según los activistas, las aves son óptimas para reflejar el estado del medio ambiente en general y señalar si está en peligro; por lo cual es necesario protegerlas. Además, la experiencia ha demostrado que es posible evitar su extinción, pues las especies que reciben asistencia responden positivamente.

El informe presentado por BirdLife International incluye muchos casos en los que las medidas de conservación han dado resultados. El doctor Michael Rands, director de la organización protectora de las aves, explica que tienen cifras que demuestran que la acción temprana “puede revertir el deslizamiento hacia la extinción”.

Un buen ejemplo de esto es el albatros de cola corta. Esta especie –que se creían extinta- fue redescubierta hace cincuenta años en Japón. Desde entonces, se han tomado medidas para manejar el hábitat y reducir la caza circunstancial por parte de barcos pesqueros, permitiendo que el número de pares de la especie se incremente hasta 1.200.

Rands explicó que BirdLife presta ayuda directa a aquellos organismos interesados en proteger las especies de aves, pero recalcó que necesitan el apoyo de los gobiernos. Especialmente en momentos en que existe “sólida evidencia que estamos perdiendo aves y otra biodiversidad a un ritmo más acelerado y alarmante”, agregó Rands.


Posted in Destacados by with no comments yet.